Mariluz Cabañas, la voz del futuro